Andorra:

nación milenaria

Nadie, por muy poeta o escritor que sea, puede definir toda una nación en una cuartilla. He sido muy atrevido al aceptar.
Andorra, esa nación montañosa, con valles idílicos, profundas gargantas de roca que engullen frescas aguas recién paridas de nieves blancas; escogida gente que cimbrea los negocios y oxigena las empresas que dan alto rendimiento a sus primeras necesidades y facilitan el ocio y la vía lúdica a sus visitantes; pueblo con pasado y lleno de futuro, historias de frontera entre dos viejos estados conocidos que llenan sus bocas políticas con palabras ambiguas sin reconocer que Andorra es mucho más antigua; contra qué bando tenían que luchar o contrabando debían soportar pero siempre dentro de la ley había un bando; cuatrocientos sesenta y ocho kilómetros cuadrados de libertad dentro de su cerrada muralla natural; un lugar pacífico desde hace más de quinientos años...y cuatro tiros medianamente disparados.
No importa que unos digan que hace ocho mil años los pobladores ya se afincaban en sus montañas. Tampoco que en el Neolítico, hace cuatro mil años, ya elaboraban sus utensilios para cazar y cocinar. Mucho menos da que hablar que mil años antes de Cristo la cultura celta se mezclara con los restos de la cultura megalítica. Esto es pasado. Gracias Carlomagno por tu Carta Pobla, otorgada en el aqo 806, dando la independencia territorial. Agradecidos estamos por toda su trayectoria civil y política, con sus raíces, con su lengua, con   las  lecciones  recibidas  por  los viajeros románticos  ingleses  y  catalanes.  

 

Rodrigo Mestre

  • Escritor

  • Experto en Gastronomía

 


 

  

 

También es pasado, hablar catalán en privado, pero mas cercano francés en público.

Sus antepasados aprendieron la lección de la Revolución Francesa, la entendieron pero no la imitaron. Supieron convivir con el medio dominio de los monstruos, vecinos y muy ambiciosos, pero sus momentos de reformas y expansión los supieron aprovechar en todo momento. En 1993 fue el reconocimiento histórico y tal como se había soñado: Andorra se gobierna.
      La religión con el románico, la cocina con sus especialidades y la tradición oral y escrita, constituyen el mejor fundamento de su cultura. Ceremonias y fiestas populares mantenidas siempre por sus gentes están repartidas entre los trescientos sesenta y cinco días del año.
      Esta letra, la y, marca el sendero que se puede seguir para quedar empapado, maravillado y cautivado de Andorra. Se debe conocer Andorra. Algún día tendré la ocasión de explicárselo. Sin embargo, aseguro, que si usted está leyendo este humilde artículo, habrá encontrado en el fascinante mundo cibernético de internet la página TOT ANDORRA.COM y permítame que le felicite ya que para mi ha sido una verdadera alegría participar en ella y poder colaborar, dentro de mi modesta especialización, encontrando nuevas rutas, almacenes llenos de ofertas, tiendas excepcionales, hoteles de todos los estilos, restaurantes de buen yantar, negocios, noticias, nieve y... pase, pase y vea. Son ellos , los andorranos, que se ofrecen como cómplices de una maravillosa página de información.
      Gracias por leer y nos veremos en Andorra.

 

 

 

Rodrigo Mestre
Para TotAndorra.com

 

 
 
   
 

Hoteles] [Restaurantes] [Guía Comercial] [Información] [Estaciones de esquí]

Copyright  2000 - 2010 totandorra.com. All rights reserved . No portion of totandorra may be duplicated, redistributed or manipulated in any form. Construction by TotAndorra.com.